martes, 29 de diciembre de 2015

De senderismo por Ayna

Hacía muchos años que no iba a Ayna y la verdad es que me he quedado con ganas de repetir, es un paraje bonito y hay cantidad de restaurantes en los que seguro se come bien.

Vista de Ayna

Os pongo el recorrido andando que hice hace unos días con unos amigos hasta el mirador del infierno y que en total fueron unos 13 km. que nos llevaron como 5 horas terminarlo. Yo califico esta ruta como de dificultad 4/10 ya que la primera parte es en constante ascensión y se hacen imprescindibles paradas en el camino para coger aire. También hay zonas en las no está claro por donde sigue la senda y hay tener cuidado para no tener que deshacer los pasos.

Desde el mirador del infierno
Seguimos una ruta que vi en Wikiloc, en concreto esta, os pongo algunas notas aclaratorias ya que algunas veces no estaba del todo claro por donde seguir.


  • Haced la ruta en el sentido de las agujas del reloj, ya que así la parte dura será al principio.
  • En cuanto cojáis la pista forestal, ya todo es cuesta abajo y luego llano, así que hasta ese punto, recordad que es todo cuesta arriba.
  • Una vez en el mirador del infierno, para volver a Ayna, la senda sale como a 50 metros a la izquierda por el camino que hemos llegado, tendréis que cruzar la bionda metálica. Es importante que a partir de este momento sigáis las indicaciones pintadas en las piedras con dos rayas paralelas blancas y rojas.
Cabra montesa
Nos encontramos con un grupo de cabras montesas a apenas unos metros. De hecho estaban tan cerca, que uno de los machos jóvenes se puso un poco a la defensiva a hacernos ruidos.

Ribera del río Mundo
En definitiva fue una ruta de tranquilidad absoluta en la naturaleza, disfrutando de bonitos paisajes.

P.D: os pongo los ficheros KML y KMZ para descargar, así como el enlace a la ruta en Google Maps.

viernes, 25 de diciembre de 2015

sábado, 12 de diciembre de 2015

Alguien se ha despistado

¿Soy el único que se ha dado cuenta de que algo no está bien?

¿Lo veis?


domingo, 6 de diciembre de 2015

Desatascar un desagüe

Que un desagüe del aseo o de la cocina deje de tragar es bastante frecuente y es algo molesto y, que si no se soluciona, terminará por causarnos problemas.

En el caso del fregadero de la cocina, el causante del atasco suele ser los restos de comida que quedan en el fondo del sifón y reducen el caudal de agua que puede evacuar, para repararlo suele bastar con desenroscar el tapón que tiene el sifón en la parte más baja, de este modo podremos quitar todos los restos. Poned siempre un barreño debajo, porque en el sifón siempre hay agua, y prepararos para ver y oler cosas no muy agradables.

Tapón para limpiar el sifón

Si el problema lo tenemos en el lavabo o en la ducha, el causante en el 95% de las ocasiones serán los pelos, aprovechan cualquier recodo o pequeño saliente de las tuberías para ir depositándose, y poco a poco se convierten en una pelota que va atrapando cualquier cosa que pase, por lo que puede llegar a hacer que nuestras tuberías huelan de forma desagradable.

En el mercado hay multitud de productos químicos que te prometen maravillas, pero no os engañéis ni desperdicies el dinero, pueden limpiar las tuberías y hacer que dejen de oler, pero la pelota de pelos y todo lo que ha atrapado no lo disolverán.

Existe una herramienta usada por los fontaneros llamada muelle desatascador y que por ejemplo en el Leroy Merlin a mi me costó apenas 4€, aunque en cualquier ferretería también la podréis encontrar. Consiste en una sonda de acero enroscado que en un extremo tiene una especie de muelle y en el otro una manivela. Lo introduces por el desagüe y mientras vas empujándolo le vas dando vueltas a la manivela.

Desatascador de muelle por 3,75€ en el Leroy

Con esto consigues que cualquier cosa que se vaya encontrando por el camino lo vaya atrapando en el muelle, sobretodo el pelo, y que cuando lo saques arrastre el tapón que produce el atasco.

Los sumideros del lavabo y la ducha van a un vaso sifónico que suele estar en mitad del aseo bajo una tapa. Quitad el tornillo que lo sujeta y abrid el grifo del elemento atascado, así podréis identificar cual de los agujeros es el que os interesa para meter el muelle.

Tapa del vaso sifónico

Si por la parte del sifón no lo conseguís, os tocará desmontar el desagüe, quitando el tornillo que sujeta la pieza que va debajo. Si hacéis esto en una bañera, tened mucho cuidado, porque al quitar el tornillo se os puede caer la pieza con la tubería o la junta de goma y recuperarla te llevará su tiempo.

La pieza que tengo en la mano une el lavabo con la tubería

Una vez quitado el atasco (os evito enseñaros fotos de lo que salió), toca volver a montarlo todo. Si la junta de goma que une la pieza de plástico con el lavabo esta vieja y se ha deformado, quizás os toque poner una nueva ya que es probable que al ponerla no ajuste bien y pierda algo de agua.

Para evitar atascos, os recomiendo usar una rejilla para atrapar los pelos

jueves, 26 de noviembre de 2015

De viajes, Nueva York (Parte 2/2)

En la anterior entrada, os expliqué como llegar y desenvolveros por la ciudad, en esta os pongo en los sitios donde estuvimos y las indicaciones que me parecen importantes.


Rockefeller Center y el Top of the Rock

Todos habréis visto en alguna peli el árbol de Navidad enorme junto a la pista de hielo, pues bien, es aquí. Se sitúa entre las calles 59 y 60 y entre la quinta y la sexta avenida.

La pista de hielo está disponible desde mediados de octubre hasta diciembre y si quieres usarla, prepararos para pagar de 37$ a 44$ por media hora. ¡Y que no se os ocurra haceros un esguince si no lleváis seguro!


Dentro del edificio principal hay multitud de pequeñas tiendas y en el primer sótano es donde podréis comprar las entradas para subir al Top of the Rock. Lo hagáis aquí o por internet, tendréis que elegir una hora concreta para subir y presentaros en ese momento en la zona de acceso. Esta gestión la hace radicalmente distinta a la del Empire State, donde puedes llegar a hacer cola durante horas luchando por que no se te cuele la gente. Aquí llegas a tu hora y en 5 minutos estás subiendo.

Una vez arriba tendrás unas magníficas vistas de Central Park y del Empire State, que evidentemente desde el observatorio de éste último no tendrás. Si queréis economizar, os recomiendo que subáis a este en lugar del Empire. Aunque si tenis la oportunidad, subid a los dos a distintas horas para quedaros un buen rato impresionados con las vistas.

Vista hacia el sur, con el Empire y el One World Trade Center


Empire State

Subir al observatorio del Empire puede convertirse en una larga espera de pie de un par de horas con varias colas y zigzags infinitos, luchando porque no se te cuele la gente, la verdad es que está bastante mal gestionado. A cambio de este rato de esperas y lios, tendrás unas vistas desde una altura superior al de Rockefeller que te permitirá ver mejor El Hudson y el East River.

Si tienes el City pass recuerda que puedes subir dos veces el mismo día, para poder disfrutar de las vistas del día y de la noche y que puedes saltarte parte de la cola.

Las peores horas suelen ser al pasar las 10 y al atardecer, y su horario es de 08:00 hasta las 02:00. También puedes mirar en Google Maps cual es la previsión de afluencia por día y hora en la ficha del sitio, cosa que nos fue muy útil para evitar las horas puntas en distintas atracciones.

Independientemente de si subís o no, lo que si os voy a recomendar es subir a la azotea del Hotel La Quinta Inns, situado en el 17 W 32St. Es gratuito y de 17:00 a 19:00 hay happy hour en su bar, por lo que una Budweiser cuesta 4,5$ con estas espectaculares vistas

Azotea del hotel La Quinta Inns


The High Line y el Mercado de Chealse

Este curioso parque se encuentra en lo que antes eran las vías elevadas del metro y se extiende desde la calle 13 a la 30 cerca de la décima avenida.

Te encontrarás bonitos grafitis en las paredes, y pasearás junto a las ventanas de apartamentos habitados, ya que estas como a la altura de un segundo piso.

En la manzana de las calles 15 y 16 y las avenidas novena y décima, se ubica el Chealse Market, un sitio que puede llegar a ser un poco agobiante por la cantidad de gente que te encuentres, pero que es curioso de ver.

Te recomiendo que no dejes de entrar a The Lobster Place, que es una mezcla de mercado y restaurante de mariscos, donde podrás ver un buen surtido sushi, langostas y cangrejos reales de unas proporciones considerables. Si te lo puedes permitir, aprovecha, no encontraras marisco más fresco. Por poneros un ejemplo, una pata de cangrejo real cuesta 20$.

Es curioso pasar entre los edificios

Zona cero y Wall Street

Es la zona más antigua de Nueva York, y aquí se ubicó el primer asentamiento europeo, más concretamente holandés, que bautizaron la ciudad como Nueva Amsterdam, curioso, ¿no?

En la zona más al sur podréis coger el Ferry a Staten Island (junto al metro de South Ferry), o el que te lleva directamente a Liberty Island desde Battery Park.

Si queréis subir a la estatua, tenéis que reservarlo con semanas de antelación en la web oficial, ya que de otro modo solo podréis acceder a la base del monumento. Nosotros solo cogimos el ferry gratuito ya que aunque intenté reservar con dos meses de antelación ya no quedaban entradas para subir :( y decidimos no pagar los 18$ del ferry para llegar a la isla.

Vista desde el ferry a Staten Island

Un poco más al norte tenéis Stone Street, que es una calle peatonal llena de pubs. Los edificios de la Reserva Federal y la Bolsa, y también el Toro de Wall Street.

Exactamente en los huecos que dejaron las Torres Gemelas, ahora hay unas fuentes que realmente impresionan. Entre ellas está el 9/11 Memorial, pero nosotros no pasamos. A donde si pasamos fue a St. Paul's Chapel, que fue usada en su día por los bomberos y policías como centro de descanso y hospital de campaña, la verdad es que toca un poco la fibra entrar.

Cruzando la calle que está junto a las fuentes (West St.), se encuentra el complejo World Financial Center, también llamado Brokfield Place. Entrad al edificio acristalado con forma de cúpula, por dentro es bonito y hay un mercado de productos franceses llamado Le District, muy al estilo de Eataly que hay cerca de Madison Square Park.

Si sales de este edificio por la parte opuesta, encontrarás una terraza ajardinada muy bonita con vistas al río Hudson. Cuando quieras volver, te recomiendo que entres y cojas las escaleras mecánicas que te llevan al subsuelo, ya que entrarás a un pasillo gigante blanco nuclear que es la antesala del intercambiador de transporte que está construyendo Calatrava.

Cuando salgas, tendrás St. Paul's Chapel y los almacenes Century 21 a tiro de piedra. Este establecimiento es tipo Corte Inglés, con ropa de marca a buen precio y la sección de zapatería más grande que haya visto jamás.

Los nombres de las víctimas del atentado del 11S

El puente de Brooklyn

Continuando por la zona antigua, tenéis el ayuntamiento (City Hall) y justo al lado el acceso peatonal y para bicis del Puente de Brooklyn. La parada de metro que está justo al lado se llama Brooklyn Br - City Hall. Aunque veáis en el plano que estáis muy lejos del puente, creedme, si queréis pasear por él, tenéis que empezar desde aquí.

Para unas bonitas vistas del puente y de Manhattan, cruzad todo el puente y llegad hasta el parque Brooklyn Bridge Park, que está en la parte derecha.


Central Park

Con sus 4km de longitud y 800 metros de anchura, este es posiblemente el parque más famoso del mundo, ya que lo hemos visto en innumerables películas.

No debes dejar de andar por The Mall y ver la escultura de Alicia en el país de las Maravillas. Te recomiendo también que te pierdas por los senderos que no están asfaltados que rodean al lago, donde encontrarás rincones fuera del bullicio de la gente que te encantarán.

A la altura de la calle 72 con la octava, se encuentra Strawberry Fields, el lugar donde hay un monumento en el suelo a John Lenon. Esto último pensaba que iba a ser más bonito pero es bastante soso.

Vista del lago con un edificio de aprtamentos de la 8th Av.

Times Square

Puf... este sitio, de verdad, si no estás allí es imposible de transmitir lo que sientes, te embriaga la cantidad de pantallas con anuncios por todos lados. Siéntate en el graderío rojo que hay en un extremo y deja pasar el tiempo. A las 23:57 hacen como un test en algunas pantallas, pero no os molestéis, no merece la pena.

No dejes de entrar a las tiendas de M&M's World y al Toys"R"Us, esta última tiene una impresionante noria dentro.

Pantallas de vídeo por todos sitios

Saint Patrick's Cathedral

Es curioso a la vez que raro estar rodeado de rascacielos y de pronto encontrarte esta catedral en la quinta avenida, y eso que sus torres miden más de 100 metros de altura, pero es que al lado del Rockeller Center, cualquier cosa parece pequeña.

Hace apenas dos meses que han terminado de limpiar el exterior y de restaurar algunas partes, por lo que ahora luce de forma radiante.

El acceso es gratuito.

Y parece pequeña...

Chinatown

Todo en esta parte de la ciudad está relacionado con China, montones de comercios de productos frescos y otros objetos como perfumes, relojes y demás artículos. Que no te extrañe que se te acerque una señora con un pinganillo en la oreja ofreciéndote ir a su trastienda a enseñarte bolsos y otros objetos falsificados que poco tienen que envidiar a los originales.

Si vas de día, pasa por Columbus Park, donde podrás observar algunas de las costumbres de este pueblo.

Hay restaurantes de todo tipo, y los hay que dan un poquito de cosa por lo cutre que son o porque directamente parecen el salón comedor de una familia, pero no te quedes con las ganas de entrar a comer a alguno y ver como quizás seas el único que no eres de origen oriental.


Grand Central Terminal

Esta impresionante estación de ferrocarril (la más grande del mundo) está encajonada entre edificios mucho más altos que ella, como por ejemplo el de Met Life. Se encuentra en las calles 42 y 44 y entre las avenidas Lexinton y Madison, que por cierto, estas dos avenidas junto a la de Broadway, son las excepciones a la proporcionada cuadrícula del mapa de Manhattan.

El hall principal

 Museo de Historia Natural

¿Habéis visto alguna peli de "Una noche en el Museo"? Pues, éste es el museo :D

Está situado junto a Central Park en la octava avenida, el metro más cercano es la 81 St de las líneas B y C. Como ya os he comentado el precio del acceso general (no incluye la parte del espacio) es voluntario, por lo que depende de cada uno lo que se quiera pagar.

El museo es enorme y podrías estar días, pero yo me quedo con la sala de los minerales y la espectacular ballena azul de la planta más inferior.

Muy espectacular

Museo Metropolitano de Arte (Metropolitan o simplemente Met)

Está justo al otro lado del parque, en la quinta avenida en la llamada "Museum Mile", entre la 80 y la 84. No hay parada de metro cercana, por lo que os tocará andar un poco. Para volver podéis coger en la puerta el bus M4 que bajará por la quinta hasta la 32.

Tened claro que al igual que el de Historia Natural, la entrada es la voluntad, y que esto solo lo podréis hacer en las taquillas del hall.

Podréis contemplar un templo muy parecido al de Debod de Madrid y otras muchas más cosas traídas de casi todos los rincones del planeta.

Pero si por algo es famoso el Metropolitan, es por su enorme colección de cuadros de todas las épocas y pintores tales como: Van Gogh, Monet, Cézanne, Vermeer, Rembrandt, el Greco, Goya, etc, etc.

Que no se os olvide obtener un mapa, ya que si no, os perderéis entre las docenas de salas. La audioguia en español solo tiene como la décima parte de los audios, ya que el resto están en inglés, por lo que es un poco decepcionante.

El único paisaje de El Greco

Musical en Broadway 

Cuando oyes Broadway, lo primero que se te viene a la cabeza es la palabra musical, y es cierto, hay montones de teatros con docenas de musicales donde elegir.

Por la zona de Times Square te asaltaran vendedores de entradas para musicales, pero según lo que dice todo el mundo el mejor sitio para comprar entradas a buen precio es bajo las escalinatas rojas de Times Square, en las taquillas de TKTS. Aunque en la otra tienda que tienen en el sur de Manhattan hay mucha menos cola.

No todos los musicales se venden en TKTS (por ejemplo el Rey León) y las entradas que venden suelen ser las más alejadas y/o con visión reducida y solo para el mismo día. También es muy posible que cuando te toque, ya no queden para el que querías, por lo que es recomendable llevar varios pensados.

Comprar entradas por la web o a los vendedores en la calle sin que te claven me ha parecido misión imposible, ya que hay cientos de webs y te cobran montones de comisiones, haciendo aun más caro algo que de por sí ya lo es.


Otros lugares

Como os he dicho, hay mil sitios más a los que ir, algunos de ellos:
  • Coney Island, una playa grande con parque de atracciones y el acuario
  • Hispanic Society, con cuadros de Sorolla
  • Bethel Gospel Assanbly, una iglesia en las que hay misas de gospel
  • Kat's Delicatessen, el mejor bocadillo de pastrami (20$)
  • Eataly, un mercado de productos italiano en Madison Square
  • Barnes & Noble, librería/juguetería en Union Square
  • Little Korea, en la 32 St
  • NY Public Library, en Bryant Park
  • Teleférico de Roosvelt Island
  • Etc, etc, etc

Mapa

Y para terminar, os comparto un mapa con todos los puntos que me fueron útiles:



domingo, 22 de noviembre de 2015

De viajes, Nueva York (Parte 1/2)

En esta entrada os cuento mi experiencia en la ciudad de los rascacielos, y en concreto a Manhattan ya que Nueva York como tal son 5 barrios, Queens, Brooklyn, Bronkx, Long Island y el más conocido por todos, Manhattan.

Nos habremos dejado mil cosas sin ver o hacer, pero bueno, quizás para otra vez.

Parto la entrada en 2 trozos, porque sino sería infumable de leer, lo siento, pero es que son muchas cosas :p

Skyline del sur de Manhattan desde el ferry de Staten Island

Antes de salir
 
Desde hace un par de años los vuelo desde España tienen un precio atractivo y la frecuencia es muy grande, por lo que comprándolos con un par de meses de antelación puedes hacerlo por entre 400€ y 500€ i/v. En concreto a mi me costó 480€ con Delta Airlines con salida desde Madrid y llegada al aeropuerto JFK. Eso si, lo que te ahorras en el vuelo, te lo gastarás en el alojamiento. Manhattan es extremadamente caro, por menos de 150$ la noche no vas a encontrar algo medio decente con baño privado. Nosotros nos alojamos en el La Quinta Inn por unos 200$ la noche con desayuno y se podría equiparar a un buen 3 estrellas de España. Está a la espalda del Empire State y el bar de la azotea es un lujo ya que tienes unas magníficas vistas de él.

Para entrar al país es imprescindible tener el pasaporte en vigor y haber obtenido el ESTA, que es un formulario del gobierno americano, donde básicamente dices que no tienes ladillas y que no vas a atentar contra los USA. Debéis tener cuidado y obtenerlo aquí, que es la página oficial, ya que hay multitud de empresas que te lo gestionan cobrándote un buen pico. La tarifa oficial es de 14$ que podrás pagar con tarjeta. Todas las gestión se hace en apenas 10 minutos y lo obtienes para una duración de 2 años.

En USA no hay ningún acuerdo con la Seguridad Social española, como en Europa, por lo que si tienes la desgracia de necesitar asistencia sanitaria tendrás que pagarla de tu bolsillo y lo primero que te pedirán en el hospital al entrar es la tarjeta de crédito. Para que os hagáis una idea, una consulta de un médico pueden suponer unos 200$, una noche de hospital 3.000$, y una intervención menor como una simple apendicitis unos 12.000$.

Como os comenté en su día, en Rusia si no contratas un seguro de asistencia sanitaria en viaje, no te dan el visado. En USA no lo exigen, pero la verdad, viendo como se las gastan, no quisimos arriesgarnos y contratamos uno. Nos costó 36€ por persona y nos cubría hasta 18.000€ de gastos sanitarios durante un año entero. Lo contratamos con AMA Seguros.


Viaje y llegada

Acostumbrado a viajar por Europa, la experiencia del avión para cruzar el charco fue por lo menos curiosa. Para empezar en tu asiento te espera una manta, una almohada, un antifaz y unos tapones para los oídos. Desde entonces y hasta aterrizar, pasaron con el carrito cada hora más o menos dándote refrigerios, la comida, café, helados, sandwiches, botellas de agua, toallitas húmedas para las manos... y todo estaba incluido. Vamos, que creo que no he comido y bebido tantas veces en mi vida en 8 horas.

Para los ratos que te quedan mientras no estas moviendo la mandíbula, tienes en el asiento una pantalla táctil con cientos de pelis, series, juegos y música. También tienes un puerto USB para cargar tus cacharros. El avión tenía Wi-Fi, pero solo dan conexión a internet cuando estas sobrevolando sobre territorio estadounidense.

Nueva York tiene 3 aeropuertos, el JFK, La Guardia y Newark. Lo normal es que llegues al JFK ya que La Guardia se usa más para los vuelos internos del país. 

Si quieres tener internet en tu movil, te recomiendo que compres una tarjerta con un número americano, T-Mobile tiene una sim prepago con 1GB de datos válida durante 7 días por 10$, bueno esa era la teoría, porque fui a una tienda oficial de T-Mobile en la 57 St. y a mi costó como 25$, 10$ de los datos + 3$ de la cuota por 1 mes + más no se que narices + los impuestos :/ . Si no quieres ir a una tienda, puedes hacer que te la manden donde quieras de USA (el hotel) por 1$ y ya la activas tu.


Transporte

Para llegar a Manhattan tenis varias opciones
  • Taxi, es bastante caro, 52$ + peajes + propina
  • Alquiler de transporte, entre 17 y 24$ por persona, si vais un grupo podréis contratarlo anticipadamente y os esperarán con un cartel con vuestro nombre.
  • Metro, el JFK hay 8 terminales (nosotros llegamos a la T4) y hay un servicio llamado AirTrain que las conecta gratuitamente entre sí, aunque si quieres salir a la red de Metro deberás abonar 5$. Hay dos andenes, el que gira en el sentido de las agujas del reloj es exclusivo para unir las terminales, y el otro tiene 2 destinos finales, Jamaica o Howard Beach. La forma más sencilla de ir a Manhattan es coger el que tiene destino Jamaica, bajarse en Sutphin Blvd - JFK Airport y desde allí coger la línea de metro E (azul) que es la que menos paradas hace.

Metro

Justo cuando te bajas del AirTrain y quieres entrar metro, es cuando tendrás que decidir que abono de transportes te interesa. Toda la red de metro y autobuses funciona con una tarjeta magnética llamada MetroCard, y funciona de dos formas distintas "Pay per use" o abono semanal.

Si tu viaje dura una semana, lo tienes claro MetroCard de 7 días, que te costará 31$ (30 el bono y 1 la tarjeta física). En ese bono, la salida/entrada del Airtrain no está incluida, por lo que tendrás que añadir otros 10$ (5 para salir y otros 5 para la vuelta), total 41$. En la tarjeta puedes tener al mismo tiempo las dos opciones, tus 10$ para el aeropuerto y el bono ilimitado de 7 días.

Es todo un arte controlar la velocidad a la que hay que pasarla

Otro detalle, el bono de 7 días solo lo puede usar una persona, mientras que con el "Pay per use" se puede compartir. Con esta modalidad se puede hacer transbordo por ejemplo del metro al bus sin coste, pero por ejemplo si vais 2 personas, el primero si se considerará transbordo, pero el segundo no y se cobrará otro viaje... un poco lioso.

Independientemente del tipo que elijas, la tarjeta la tendrás que comprar justo al bajarte del AirTrain, donde se forman grandes colas en las máquinas expendedoras y tendrás tu primera experiencia de pago con tarjeta de crédito. Si usais el Pay per use, no recarguéis mucho, ya que las tarjetas usan tecnología de hace 50 años y no es raro que dejen de funcionar, perdiendo el saldo que tengas.

Si compras billetes sencillos cuestan 3$. Con la MetroCard 2,75$, y si recargas más de 5,50$ obtendrás un crédito extra del 11%. Fácil, fácil.

Las líneas de metro en Nueva York van identificadas con letras o números, también te darás cuenta que hay algunas que comparten color, por ejemplo las líneas N, R y Q que son de color amarillo. Eso significa que comparten parte del recorrido, pero empiezan o terminan en lugares distintos o que se saltan paradas. Cuando un convoy se acerque a la estación, debes fijarte de que línea es, ya que en un mismo andén paran varias líneas y no hay paneles luminosos o nada que avise de cual es el siguiente ni de lo que va a tardar en llegar.

Es recomendable que estudies un poco como están repartidos los barrios para decidir en que sentido debes cogerlo, por ejemplo, podrás ver andenes con sentido Uptown, Brooklyn, Queens o Manhattan. También debes tener en cuenta que las estaciones suelen llamarse con el nombre de la calle en la que estén, independientemente de la avenida, por lo que por ejemplo hay 3 estaciones llamadas 96 St. (en las avenidas Lexinton, octava y Broadway) que están muy alejadas entre sí.

¿Tenéis claro donde está Queens y el Bronx?

Por cierto, las escaleras mecánicas brillan por su ausencia, y los pocos ascensores que hay suelen oler mal y dan poca confianza. Así que, si no quieres hacer piernas extras, antes de bajar a una estación, fíjate si esa boca pone que sea de un solo sentido, ya que pondrá algo así como "N Q R Only downtown"

Bicis

Al contrario de lo que ocurría en Nashville, en Manhattan hay bastantes bicis, incluso los repartidores de comida a domicilio las usan muy a menudo.

El tráfico de vehículos a motor era bastante denso y, aunque no llegamos a coger ninguna, no me pareció peligroso ir en bici, ya que los coches no corrían y normalmente había carriles bici en las avenidas.

Hay un servicio público de préstamo de bicis con bastantes puntos repartidos al sur de la calle 59. Puedes hacer desplazamientos de hasta 30 minutos con un coste de 9,95$ durante 24h y 25$ por una semana.

Caro en comparación con Europa, pero el de 7 días no está mal
Bus

No cogimos ninguno, porque la verdad, nos pareció complicado saber el itinerario. En las paradas solo te indica el número y el horario, pero no hay ningún plano o algo que te ayude a entender como funciona.

En la web de la MTA podeis calcular los itinerarios, pero vamos, no vimos que fuera muy práctico para turistas, ya que las paradas no son tan fáciles de identificar como cuando vas en metro.


Orientación

Ya os he contado que tenéis que tener una idea aproximada de donde están los barrios de NY a la hora de coger el metro para saber en que sentido correcto, pero lo fundamental es que tengáis claro como funciona el callejero, ya que es sencillo de entender y os ahorrará pegaros caminatas.

Las avenidas van numeradas con cardinales de este a oeste (1st, 2sd, 3rd...) y la numeración de los portales empieza en el sur, por lo que el 50 de la 5ª avenida estará en el downton y el 800 en el uptown.

Por otro lado, las calles van numeradas de sur a norte y se toma la quinta avenida como el centro de la numeración de los portales, por lo que en cada calle existe, por ejemplo, un 17W y un 17E que estarán a lados opuestos de esa avenida.

Una dirección de ejemplo podría ser: 17 W 32nd St, New York

Esto significa que esta en el número 17 de la calle 32, al oeste de la quinta avenida.

Para ayudar todavía más, normalmente se indica el cruce de calle y avenida en el que están, y para que te hagas una idea, el tamaño de las manzanas es normalmente de 60 x 240 metros, por lo que te costará lo mismo andar cuatro calles, por ejemplo desde la 32 a la 36, que cambiar de avenida, por ejemplo de la quinta a la sexta.


Dinero

Por supuesto, la moneda local es el dolar US$, hay miles de cajeros por todas partes, te los encontrarás hasta en los aseos y suelen cobrar 3$ de comisión, aunque por ejemplo en ING solo te cargan 2€.

Podrás pagar cualquier cantidad y casi en cualquier sitio con tarjeta, eso sí, olvidate de usar el chip o que te pidan una identificación, pasas la banda magnética y firmas el recibo. Al ser tarjetas extranjeras, posiblemente las operaciones se te carguen a crédito aunque la tuya sea de débito, en unos días verás el movimiento reflejado en tu cuenta. De todas formas es recomendable llevar billetes ya que por ejemplo en los puestos de comida callejera es lo único que admiten.

Otro aspecto curioso de los pagos en restaurantes, es que posible que al mismo sentarte te pidan una tarjeta y se la lleven hasta que pidas la cuenta. Cuando te la traigan, vendrá en una carpetita la cuenta y tu tarjeta. En ese momento debes escribir a boli la propina que dejas (un 20%) y sumar el total, coges tu tarjeta y te piras. No se como lo hacen exactamente, pero ellos ya tienen los datos de la tarjeta y se cobrarán el total de lo que has indicado.

Como he dicho, Manhattan es caro, sobretodo que te presten un servicio, os pongo ejemplos de algunos precios:
  • Tercio de cerveza en bar, por menos 5$ será complicado, lo normal unos 7$
  • Refresco en bar, 3$
  • Sandwich 7$-10$
  • Plato principal en bar normalito 11$
  • Botellín de agua en máquina o tienda, 2$ 
  • Blister de 10 paracetamoles de 400mg en farmacia, 9$
Tenéis que tener en cuenta que casi todos los precios que veáis no tendrán los impuestos incluidos, así que a sumar un 9% de modo general o un 15% en los hoteles. Si os sirve un camarero, tendréis que añadir entre un 15% y un 20% de propina, independientemente si te ha gustado el trato o no, esto es así allí. Por lo que comerte un par de hamburguesas, unos nachos y dos cervezas en un bar normal y corriente no os costará menos de 50$.

Pero no desesperéis, hay formas de no gastar tanto:
  • Pedir tap water para beber, vamos agua del grifo, en muchos sitios hasta te la ponen sin pedirla, por lo que es muy normal.
  • Comer en los puestos callejeros, los tienes en cada esquina y debes diferenciar dos tipos básicos
    • Perritos: Obviamente tienen perritos, pinchos de carne a la brasa, pretzels y poco más.
    • Halal food: Venden unas bandejas con una cama de arroz más pollo o cordero y lechuga por solo 6$ + 1$ por una lata la bebida! Nosotros con una de esta cenábamos los dos :D
Muy frecuentados por los neoyorkinos
  • Jack's 99¢ (donde cada centavo cuenta)
    • Es una mezcla de tienda de veinte duros y supermercado barato, encontrarás un montón de cosas interesantes para llevar de regalo y también para comer, ¡y casi todo por 1$! 
  • 99¢ Express pizza
    • Podrás comerte una generosa porción de pizza margarita por 0,99$ o 2 porciones y una lata de refresco/agua por 2,75$. Si quieres algún ingrediente más serán 0,50$ por porción... genial, ¿no?
  • Entradas a los museos de Ciencia Natural y al Metropolitan
    • En todos los sitios verás que cuestan 22$ y 25$, pero ese precio es solo una recomendación de donativo, por lo que acude a la taquilla (esto no se puede hacer ni online ni en las máquinas) y quien te atienda te preguntará cuanto quieres pagar, así que tu decides si pagas algo o no, no tendrás que dar explicaciones ni excusarte.
  • Ferry de Staten Island
    • Es gratuito SIEMPRE, por lo que cuidado con las decenas de promotores que te ofrecerán cruceros para ver la Estatua de la Libertad, lo único que debes hacer es entrar a la terminal que está cerca de la parada de metro de South Ferry y hacer cola, no hay que comprar ningún billete. Este ferry NO PARA en Liberty Island, por lo que si lo que quieres es estar a los pies de la dama libertad, tendrás que pagar 18$ que es lo que cuesta el ferry desde Battery Park.
  • New York City Pass 114$
    • Piénsatelo dos veces antes de comprarlo, nosotros echamos cuentas y no nos compensaba. Os pongo los precios reales y lo que dicen ellos que vale.
      • La entrada sencilla al Empire State cuesta 32$ en lugar de 46$ (esta lleva una visita extra por la noche)
      • En el de Historia Natural no pagas si quieres, en lugar de 22$
      • En el Metropolitan no pagas si quieres, en lugar de 25$
      • En el ferry de Staten Island puedes ver la Estatua de la Libertad gratis, eso sí, no estarás tan cerca.
  • Alojamiento fuera de Manhattan
    • Si quieres economizar en la que posiblemente sea la partida más abultada, busca alojamiento fuera de Manhattan, por ejemplo en Queens o Brooklyn, eso sí, cerca de una parada de metro. 

En la segunda parte, os pongo todas las atracciones en las que estuve, que si no, se hace muy largo :)

jueves, 19 de noviembre de 2015

De viajes, Nashville (USA)

Hemos estado solo 3 días de visita, y tampoco es que pueda hacer una guía muy documentada, pero os cuento nuestra experiencia. 

El vuelo desde Nueva York dura 2:30h y tienes que tener en cuenta que se cambia de uso horario, por lo que deberás atrasar una hora el reloj a la ida (GMT-6). El aeropuerto de La Guardia (LGA) es el que tiene más frecuencia de vuelos, a parte de que está más cerca de Manhattan. Para llegar a él, la forma más económica es coger la línea N o Q de metro hasta Astoria Blvd y allí hacer transbordo al bus urbano N60, cuya parada está justo al bajar de la estación, y sí, he dicho bajar, ya que en esta parte de la ciudad el metro está elevado.

Antes de subir el bus, deberás cancelar la MetroCard en la máquina que hay en la parada o comprar un billete, porque una vez arriba no hay canceladora. El trayecto combinado dura aproximadamente 1h desde Manhattan. 

Nosotros volamos con American Airlines y nos costó unos 260$ i/v por persona. Los aviones que se usan para estos trayectos son los American Eagles, unos Bombardier CRJ-700 pequeñitos que tiene capacidad para 64 pasajeros, por lo que si llevas una maleta con el tamaño justo para la cabina te pondrán una etiqueta y tendrás que dejarla en el finger justo antes de entrar al avión para que la lleven gratuitamente a la bodega. Cuando llegues, deberás hacer cola en el propio finger y esperar a que aparezca tu maleta, ¡que nosotros casi nos vamos a la terminal a buscarla en la cinta! 

Lo primero que te sorprende al llegar a Nashville es que ¡La terminal del aeropuerto está enmoquetada!, preludio de lo que te encontraras en las casas de los lugareños. Luego empiezas a ver lo que siempre ves en las películas, casas de madera con su jardín y todo el mundo con unos coches enormes, muchos de ellos pick-ups.

Downtown
Nashville es la capital del country, por lo que es supernormal que haya actuaciones en directo gratuitas a cualquier hora en los bares, sobretodo en el downtown y en especial en Broadway, donde están puerta con puerta. 

Para ir a casi cualquier sitio hace falta el coche, ya que las distancias son enormes y transporte público no es que haya mucho. Por este motivo hay una cantidad desproporcionada de vehículos y el tema de aparcar por el centro está complicado, y hacerlo sin pagar es una misión literalmente imposible. Relacionado con esto, está que en algunos bares si uno del grupo en el que vas pide una bebida no alcohólica, no se la suelen cobrar, ya que entienden que será él quien conduzca a la vuelta. Notros usamos en varias ocasiones un servicio llamado Lyft, que en esencia es muy parecido a Uber y en Nashville hay gran cantidad de conductores a todas horas disponibles cerca de donde estés.

Como curiosidad, la gasolina (el diésel prácticamente no existe) está a unos 0,60$ el litro (2,25$ el galón), y no verás a nadie ni en moto ni en bici. 

Algunos sitios donde estuvimos:

The Parthenon, como si estuvieras en la mismísima Antenas, una recreación a tamaño natural del Partenon, estatua de Atenea incluida, tal y como debió verse en la época de mayor esplendor griego.

Situado en un parque cerca del complejo de Vanderbilt

Radnor Lake State, a apenas media hora en coche es un bonito lugar donde hacer una ruta circular rodeando el lago. Se tarda como hora y media y podrás ver ciervos salvajes a unos metros, pavos y montones de ardillas. 

En todo Nashville hay mucha vegetación
Station Inn, un auténtico garito country, donde tú serás el único forastero. Los domingos por la noche de 20:00 a 23:00 podrás disfrutar de un concierto 'un-plug' de un grupo de amigos que se reúnen allí. De comer solo tienen pizza, nachos y breetzels. Para beber, lo típico es una 'pitcher' que es una jarra de cerveza de litro y medio para compartir por 11$. Por cierto, ten en cuenta que en USA tienes que decir siempre la marca de cerveza, ya que eso de pedir una cerveza sin más no les entra en la cabeza y ellos no van a decidir por ti. 

Cerveza y country

Farmer's Market: aunque está abierto todos los días, los fines de semana hay más puestos y podrás comprar productos a granjeros locales, también podrás comer algo en los puestos que hay. Justo al lado esta el Bicentennial Capitol Mall State Park donde podrás culturizarte un poco sobre la historia de Nashville. 

A parte de estos lugares, hicimos nuestro pequeño homenaje al programa Crónicas carnívoras (Man Vs Food) y degustamos una pila de tortitas en el Pancake Pantry y luego probamos uno de los candidatos a mejor sandwich de USA, el Asian Flank Steak del Mitchell Delicatesen... aunque a mi personalmente me gusto más el Italian.

5 tortitas con mantequilla batida y batido de chocolate

domingo, 4 de octubre de 2015

El primer kebab cristiano

Si algún turco pasó por delante de este kebab en feria, seguro que le entró un escalofrío por todo el cuerpo.


viernes, 2 de octubre de 2015

Sobrevolando la ciudad

¿No se supone que no los aviones militares no deben sobrevolar la ciudad? Si sois de Albacete, sabreis que esto nunca se cumple, y todos hemos visto alguna vez pasar los cazas de la Base a todo trapo o como en este caso un Canadair CL-215 comúnmente llamado apagafuegos.

El Trident Juncture 2015 empieza mañana y espero no tener que cabrearme viendo sobre mi cabeza cacharros pilotados por descerebrados.

Sobrevolando la ciudad en repetidas ocasiones el 10-09-2015

martes, 29 de septiembre de 2015

Bares de Albacete (XI)

Bar Faustinos, Calle Pablo Medina, 12

El Faustinos de Campollano lo conocía porque hemos ido muchas veces a desayunar, que por 4€ te ponen un buen bocata con bebida y café, bueno, medio bocata, porque puedes pedirte el entero que es prácticamente toda la barra de pan. También es un buen sitio para menú diario.

Pero este del centro no lo había probado todavía, en general creo que quedé satisfecho ya que tenían algunos platos con muy buena pinta y lo que tomamos estaba bueno y bien presentado.

Carta
Carta
Pulpito a la espalda. No es pulpo, pero estaba muy rico.
Montadito de foie y cojonudo
Morcilla con puré de manzana
Sartencita manchega, el chorizo picaaaaaaba
Flan, tarta de queso y pan de calatrava (este último el mejor)

domingo, 27 de septiembre de 2015

Una de banderas

¡Por qué habrán puesto la bandera de Andorra? ¿Quizás por que es el único país (de momento) que tiene como lengua oficial el catalán?


viernes, 25 de septiembre de 2015

De sobacos va el asunto

Alguna vez había oído eso de comer de sobaquillo, pero hace mucho, y cuando vi el otro día esta pancarta en la plaza de Caudete me resultó chocante.

Básicamente consiste en que cada comensal se lleva su propio bocadillo, que usualmente se transportaba debajo el sobaco, y la organización pone las mesas y sillas, los aperitivos y la bebida.


miércoles, 23 de septiembre de 2015

Mi moto Kymco People S 125 no arranca

El otro día mi moto (7 años y 31.000 km) no me arrancó y me quedé tirado, ya que tampoco fui capaz de arrancarla con la pata. Esto último no me extrañó ya que de siempre me ha sido casi imposible arrancarla de esa forma.

Como ya os he contado en otras ocasiones aquí y aquí, me gusta cacharrear con la moto y en general con cualquier cosa, así que esta vez no iba a ser menos.

En un principio pensé que sería la batería, ya que el motor no llegaba a moverse, por lo que le puse unas pinzas a una batería de coche, pero aquello no hacía nada. Una cosa que me resultó distinto a las otras dos veces que he tenido que cambiar la batería, es que al intentar arrancar el display del cuentakilómetros no se apagaba, por lo que parecía claro que había suficiente tensión eléctrica, solo se oía un clack cada vez que pulsaba el botón del starter.

Después de consultar algún foro sobre Kymco, llegué a la conclusión de que o era el regulador de tensión o el motor de arranque. Me decidí por este último porque pensé que era la opción más lógica con los síntomas que tenía.

Lo compré en motocomponentes.com por 24,19€ más portes, por un total de 30,14€. Es la referencia 15608 de V Parts de Vicma.

 
Ruido al intentar arrancar


Lo primero que vamos a hacer es quitar el asiento, aflojamos los circo tornillos con una llave de tubo del 10, teniendo cuidado al sacarlo, ya que hay que sacar y desconectar la toma de corriente del mechero que tiene dentro.

Tornillos para quitar el asiento

Cable de la toma del mechero
Entonces podremos ver el motor de arranque. En la siguiente foto se ve claramente porque la hice cuando se lo había cambiado ya.

El motor de arranque
Para facilitar el acceso, quitamos el bloque del filtro del aire, con los 3 tornillos que os marco y la brida que lo conecta al carburador es suficiente. También tendréis que descontar los 3 manguitos que le llegan.

3 tornillos para quitar el filtro del airte

3 manguitos que hay quitar
Para tener un mejor acceso al motor de arranque, os recomiendo que quitéis el lateral del carenado de la moto, pero como yo soy un poco vago no lo hice... así que forcé un poco el plástico y me apañé.

Cable y tornillos para soltar el motor de arranque
El tornillo de la derecha salió sin problemas usando una llave de tubo del 8, pero con el izquierdo no hubo  narices, aunque le eché aceite desincrustante no hubo forma y me cargué dos llaves de tubo y al final desboqué el tornillo de lo duro que estaba. No tuve más remedio que usar un taladro para reventar el tornillo.

Tornillo que tuve que taladrar

Está claro cual es el viejo, ¿no?
Una vez quitado y con la pieza de repuesto, en apenas 15 minutos lo monté todo y la moto volvió arrancar sin problemas a la primera.