viernes, 26 de julio de 2013

De viajes... Bilbao y San Sebastián

Iba a llamar esta entrada País Vasco, pero sería demasiado ambicioso, en el tiempo que estuve (4 días) no da tiempo a verlo todo, por lo que me he limitado a estas dos ciudades.

Bilbao, en contra de lo que pensaba, es relativamente pequeño (350.000 habitantes), lo que pasa es que tiene gran cantidad de pueblos/comarcas cercanas muy pobladas. Por lo que se puede ir a casi todos lados andando. Para ir a la periferia existe una amplia red de transporte público, contando con FEVE, Cercanías Renfe, Euskotren, Euskotran, Bilbobus, Bizcaiazbus y yo que se más historias xD

Para llegar desde Madrid, a parte del coche, podéis llegar en tren y en avión. El vuelo dura una hora y lo operan Iberia y Ryanair por unos 100€ i/v. El tren dura casi cinco horas y cuesta 80€ i/v aunque si vais 4 podéis compartir una tarifa mesa y os saldrá por tan solo 40€ i/v.

En Bilbao tampoco es que haya una gran cantidad de monumentos y atracciones que ver, pero lo suple con creces con sus bares de pintxos, jeje, aquí lo imprescindible:

  • El Guggenheim y su entorno
  • El casco viejo de Bilbao
  • El puente colgante de Portugalete
  • Un paseo por Getxo
  • La Alhóndiga
  • El Casco viejo de San Sebastián
  • Paseo por la playa de La Concha (en SS)
  • El Peine de los vientos (en SS)

Ir al País Vasco y no disfrutar de su cocina debe de estar tipificado como delito, en cualquier bar os encontrareis la barra llena de platos con gran variedad de pitxos con la que acompañar una caña, un vino o una sidra. Hay que tener en cuenta que no te pondrán nada gratis, ni unas olivas, el pintxo se paga y varía desde 1€ hasta los 3,5€ pero después de unos cuantos bares, te das cuenta que no por más caro tienen que ser mejores. Como en cualquier sitio turístico, os recomiendo apartaros un poco de los sitios grandes y muy concurridos por turistas en los cuales los precios suelen ser caros y por dos vinos y dos pinchos pagas 10€ perfectamente. Pintxos a 1,5€ es algo más razonable y puedes encontrarlos muy ricos.

Para ir a San Sebastián el viaje en autobús dura un poco más de una hora y vale 23€ i/v con la empresa Pesa, se coje desde la Termibús (la estación de autobuses de Bilbao) que está cerca del estadio de San Mames y te deja en la "Estación de autobuses" de San Sebastián, y lo entrecomillo porque  he visto estaciones en pueblecitos más equipadas que esta, por que vamos, es un mero aparcamiento al raso.

Callejear por el casco viejo es un placer, por supuesto todas las calles son peatonales y están repletas de bares y otros lugares típicos como por ejemplo los frontones.

Un bar donde comerte un señor bocata de tortilla es la Taberna Juantxo, en una pequeña plaza en la calle Esterlines. Si sois golosos comprar en una pastelería una persiana, y no no estoy majara, os darán un dulce hecho con dos palmeras de chocolate y rellena de nada... ojo que suelen ser grandes.

El Peine de los vientos, es visita obligada, se encuentra en el extremo occidental de la playa de la Concha, y si el mar está un poco picado, mejor que llevéis chubasquero por que os mojareis jiji.

De vuelta en Bilbao, para llegar al Puente de Portugalete podéis llegar en la linea 2 de metro, bajando en la estación de Portugalete. Para cruzar la ria, podeis optar por caminar por la parte alta del puente, o de forma más vaga montando en la barquilla, en ambos casos hay que pagar y la segunda opción es más económica.

Otro sitio a destacar es la Alhóndiga un sitio curioso de ver, era un antiguo almacén de vinos y ahora es un centro de ocio y cultura, donde suele haber exposiciones y hay una cafetería donde descansar.

Os dejo algunas imágenes

Museo Guggenheim
Dos señores pintxos
La playa de La Concha
El Peine de los Vientos
El puente de Portugalete
Casas en Getxo

Y para terminar...