jueves, 15 de agosto de 2013

Malos olores en aire acondicionado Pinguino Delonghi PAC AN110

Mi pingüino tiene ya tres años, y aunque no es una maravilla (sobre todo por el ruido), hace su función manteniendo el salón fresquito cuando en la calle hace un calor tórrido, pero este verano cuando lo enchufé por primera vez empezó a echar un pestuzo que echaba para atrás, siendo muy desagradable tenerlo encendido porque no cesaba.

Parte trasera
Limpié el filtro y la batería (el bloque con finas láminas de aluminio) que esta junto a él, pero nada. Busqué en internet y encontré esta web en la que te indica que los malos olores se producen por la acumulación de suciedad y bacterias en las baterías y en la bandeja que está debajo que recoge el agua de condensación.

Así que me puse a desmontarlo para investigar, quitando 6 tornillos de la parte posterior, puedes quitar las dos carcasas de plástico que lleva y podrás acceder a las tripas del bicho. Este aparato lleva dos baterías, por lo que está claro que por mucho que limpiara la de arriba, la de abajo seguía llena de mierda y era la causante del olor.

Retiré como pude (esta un poco estrecho) con la mano y un papel de cocina las pelusacas que tenía y a continuación seguí las indicaciones de la web anterior, empecé a echar agua con una botella por encima de las baterías para que arrastrara toda la suciedad y saliera por el desagüe que tiene en la parte inferior (quitar el tapón). Una vez que el agua empezó a salir casi limpia, cogí un pulverizador de limpia cristales (vacio) y lo llené de agua y lejía al 25% y rocié todas las láminas durante un buen rato. Gasté como tres pulverizadores, porque de vez en cuando le echaba el caldo directamente del bote para que arrastrara la suciedad (usad guantes que la lejía es corrosiva).

Después sequé con papel del cocina la parte de abajo donde cae el agua y lo dejé un rato al aire antes de volver a taparlo.

Antes
Después
El cambio es notorio, aunque aun huele un poco fuerte los primeros minutos (quizás sería mejor usar una lejía perfumada), luego ya no se aprecia.

El año que viene, al principio de la temporada haré la misma operación.

lunes, 12 de agosto de 2013

Bares de Albacete (V)

Merendero La Hoya, Camino de la Hoya de San Ginés, ubicación exacta en mapa aquí.

Hay dos merenderos, es el de la derecha.
En alguna ocasión ya os he hablado de las Tascas de Albacete, hoy os escribo de lugares que guardan cierto parecido pero que se encuentran dispersos por la periferia y para los que es necesario usar un medio de transporte.

La Hoya es uno de mis merenderos preferidos, no solo por la comida, sino por lo único del paraje. Todas las mesas se encuentran al aire libre rodeadas de una espesa maleza de hiedra que hace que en algunas ocasiones parece que estés en una cueva y tengas que ir agachando la cabeza para pasar por debajo de las enredaderas.

Del tema de comida, los platos son los típicos de los merenderos con especial importancia cualquier parte del cerdo a la brasa. Mis recomendaciones, caracoles, churrasco (una pieza de carne cerdo a la brasa con patatas al montón), fritorio (una especie de crema de calabacín), y el café de puchero, que es bastante más suave y dulce que el típico de máquina y viene acompañado de bizcocho.

Café de puchero
Por la noche
Otros merenderos típicos de Albacete y que quizás os cueste saber de su existencia a no ser que os lo recomienden, son: El Cortijo del Águila, El Júcar y El Cesar. En todos ellos podréis llenar la tripa de cosas ricas a la brasa y posiblemente no saldréis por mas de 12€ por persona.

lunes, 5 de agosto de 2013

De viajes... Viena y Budapest

VIENA

14 años después de mi primera visita a Viena, este verano he vuelto, y una de las primeras cosas que hice fue visitar el mercado donde comí por primera vez un kebab, está claro que el primero que probé aquella vez me pareció una comida asombrosa, y tengo que decir que después de muchos kebabs después, tengo que reconocer que los de allí tienen un puntillo que en España no se lo dan.

Para llegar a Viena, puedes hacer como yo la primera vez, pegarte el viaje padre en tren y tardar varios días, o coger un vuelo con Iberia, Air Berlin, Vueling o Austrian Airlines, no hay mucho más desde España sin tener que hacer conexiones. 

El aeropuerto (Viena-Schwechat) se encuentra a unos 20km al sur y la mejor forma de llegar al centro es cogiendo un tren, te venderán la burra por todos los lados que uses el servicio CAT que es un tren directo que vale 11€, pero por 3,80€ y 9 minutos más de viaje podréis coger un tren normal y bajaros en la estación que más os convenga. Los billetes puedes comprarlos en la "RENFE austriaca" y llevarlos imprimidos para ahorraros molestias, ya que el billete no tiene ni reserva de hora ni asiento y sirve para cualquier tren... genial, no?

El transporte público lo usamos poco ya que o íbamos a pie o usábamos las bicis (ver más adelante). Los billetes sencillos cuestan 2,10€ y no hay tornos de acceso por lo que es tu responsabilidad cancelarlo antes de entrar.

En austria se habla alemán, pero en inglés todo el mundo te entenderá. Pongo un par de palabras por si quereis probar el alemán, que lo bueno que tiene es que se pronuncia casi igual que el español:

Hola -> Hallo
Adiós -> Auf wiedersehen
Gracias -> Danke
Por favor -> Bitte
La cuenta por favor -> Die rechnung bitte
Uno -> Ein
Dos -> Zwei
Cerveza -> Bier
Café con leche -> Melange (con cualquier café te pondrán un vaso de agua)
  • Palacio Schönbrunn
    • Es un palacio con jardines tipo Versalles, muy recomendable.
    • Está a las afueras pero se puede llegar en metro, línea U4 para  Schönbrunn.
    • Hay varios tickets de acceso y no está muy bien explicado. Las máquinas automáticas solo venden algunos tipos de entrada.
      • El acceso a los jardines es libre y GRATUITO.
      • Se paga por ver el palacio por dentro (hay dos partes), vista la primera (Imperial Tour 11,5€) la segunda (Grand Tour 14,5€ las dos) tampoco es que aporte mucho más.
      • Para entrar tanto al jardín del príncipe (3€) como al laberinto (4,5€) hay que pagar, el primero es bonito y el segundo curioso. Se pueden comprar en la puerta de cada uno.
      • Para subir a la glorieta (3€) también hay que pagar, pero no merece la pena. 
      • El Classic Pass incluye todo lo anterior por 18,5€ (no lo venden en la máquina).
Jardines del principe

  • Stephansdom
    • La entrada a la catedral es gratuita, para subir a las torres hay que pagar, nosotros solo subimos a la más alta (8€) por una escalera de caracol que parecía que no se acababa nunca. Las vistas no son nada del otro mundo ya que solo puedes asomarte por un par de ventanas. 
Tejado de la catedral
  • Palacio Hofburg
    • Este complejo palacio está situado en el centro de la ciudad y alberga diversas atracciones
      • Apartamentos imperiales y museo de Sisi.
      • La casa de las mariposas, un curioso invernadero con mariposas revoloteando.
      • La biblioteca nacional.
      • El tesoro imperial.
      • La escuela hípica española.
      • Y los museos de la plata, de armas, de la música, del cine y alguno más.
Por la noche

  • Hundertwasserhaus
    • Son unas casas de colores de formas curvas, solo se puede ver por fuera.
  • Palacios Belvedere
    • Está el bajo y el alto, cada uno con sus correspondientes tickets, en este último hay una colección de pinturas austriacas interesante, sobretodo por el ver el original de El Beso de Klint.
    • Ojo con la entrada, ya que a nosotros nos costó dar una buena caminata, se entra por aquí.
  • Stadtpark
    • Un precioso parque urbano donde descansar en el cesped junto al lago.
    • Dentro hay una escultura dorada de Strauss (encuentrala siguiendo a los japoneses).
  • Naschmark
    • Un mercado callejero que está todos los días, donde podrás encontrar todo tipo de trastos y comer por un precio razonable.
  • Danube Tower
    • Se encuentra al cruzar el Danubio y con sus 252 metros el Piruli vienes es visitable. Si te alcanza el bolsillo, puedes cenar en uno de sus dos restaurantes giratorios, pero no, no penséis en un chino giratorio, en estos el restaurante entero gira muy despacito, por lo que en menos de una hora tienes una panorámica 360º de Viena.
Playa en el canal del Danubio

  • Prater
    • Es un parque enorme al cruzar el canal del Danubio, dentro tiene un parque de atracciones cuyo acceso es gratuito (pagas si te montas). Me quedé un poco flipado porque tiene un tren turístico pero con una locomotora de vapor a carbón de verdad o_O!
  • Bicis
    • Como ya os he contado en las entradas de Paris, Londres o Bruselas, Viena también dispone de un servicio similar de préstamo de Bicicletas.
      • El registro cuesta 1€, tienes que dar un correo, un usuario, una contraseña y meter una tarjeta de crédito en el totem.
      • Te hacen un cargo inicial de 20€ que te reitegran al devolver la primera vez la bici.
      • La primera hora gratis.
      • La hora adicional 1€.
      • Ojo con el freno trasero que es de los que frenas pedaleando para atrás. 
      • Si te apetece un paseo largo puedes ir a la isla del Danubio (zona entre el Danubio y el Nuevo Danubio) y disfrutar de un carril bici en un bonito lugar. Puedes cruzar el Danubio por el Praterbrüke (los coches van a otro nivel) y volver por el Reichsbrüke.
Cruzando el Danubio

  • Museums Quartier
    • Una zona alternativa, donde en verano hay bares al aire libre, un montón de sitios donde sentarse a cenar por tu cuenta o a hacer botellón (botellón a la europea, claro), cine de verano, no se, es curioso.


BUDAPEST
Está relativamente cerca de Viena y una buena forma de llegar es coger un tren que tarda 2:45, el billete también podéis comprarlo de forma anticipada en la web, solo una anotación, al comprarlo te dan un localizador para que imprimas el billete, una vez que usas ese código y obtienes el billete en PDF ya no podrás cambiarlo, por lo que recomiendo imprimirlo lo más tarde posible. Si viajáis con un cacharro con WiFi, encenderlo porque el tren dispone de conexión a internet gratuita!

A la llegada a la estación de Budapest Keleti, podréis observar como habéis retrocedido 20 años en el tiempo, sales de Viena donde las calles están superlimpias y todo parece palaciego y llegáis a una estación con un montón de trenes viejos, mendigos e instalaciones públicas de la perestroika.

Trolebús

Hungría es parte de la Unión Europea y está dentro del tratado de Schengen por lo que hay libre circulación, pero no han adoptado todavía el euro, así que os tocará conseguir florines, que es la moneda local. Hay que tener en cuenta que muchos sitios no aceptarán pago con tarjeta, incluso en sitios muy turísticos, por otra parte tendréis la ventaja de que comer es bastante barato.
  • Casas de cambio
    • Las hay por todas partes, cuando estuvimos nos ofrecían 240 florines por 1€ sin comisión adicional y en otras 290 pero con comisión por transacción (a saber cuanto).
  • Cambiadores en la estación
    • Dan un poco de yuyu, porque se te acercan como moscas con los fajos de billetes en la mano con frases como "good for you, good for me", nos ofrecieron 270 por euro.
  • Cajeros automáticos
    • Para mi, la mejor opción. Con una tarjeta de ING conseguimos un cambio de 290 por cada euro y nos cobraron una comisión de solo 2€.
La parada de metro está fuera de la estación de tren y tienes que buscar el símbolo M, nosotros compramos un taco de 10 billetes por 3000 florines (unos 10€), y es eso, literalmente un taco de 10 billetes grapados. Actualmente (julio 2013) están en construcción las nuevas líneas de metro M4 y M5.

  • Idioma
    • El húngaro es de raiz finesa, por lo que no entendereis nada de nada. Con el inglés podreis defenderos en algunos sitios, sobretodo si son muy turísticos o con la persona con la que hablas es joven.
    • Un par de palabrillas en húngaro:
      • Hola -> Szia
      • Gracias -> Kosy
      • La cuenta por favor -> A számlát kérjük (la primera A se dice O)
      • Uno -> Egy
      • Dos -> Ket
      • Cerveza -> Sor
      • No entiendo -> Nem értem
      • Si -> Ha
  • Baños Széchenyi
    • En Budapest se conocen los manantiales termales desde tiempos inmmemoriables, hay dos grandes balnearios públicos los de Gellert y los de Széchenyi, en este último fue en el que estuvimos.
    • Para llegar la forma más rápida es a través de la línea M1 de metro, te dejará en la puerta, esa línea parece casi de juguete. También puedes llegar andando desde el centro disfrutando de un largo paseo por la avenida Andrassy (donde está la opera y tiendas caras) pasando por la plaza de los héroes.
    • La entrada cuesta 4100 florines con un locker (taquilla) y 4600 con una cabina. Las cabinas son un pequeño cuartito donde poder cambiarte y dejar tus cosas. Ambas se abren con una pulsera que te dan a la entrada. Si optas por las taquillas entra por la puerta de la izquierda. Si compras la entrada con cabina, creo que es mejor la puerta de arriba, ya que podrás tener una cabina cerca del restaurante y así poder tener a mano la cartera.
    • El uso del gorro solo es obligatorio en la piscina grande exterior central (26ºC), si te hace falta puedes comprarlo por 1000 florines.
    • Te recomiendo que te lleves chanclas que se puedan mojar ya que tendrás que atravesar lavapies y zonas húmedas. Llévate también toalla (toma prestada la del hotel) ya que si quieres una tienes que alquilarla y no son gran cosa.
    • Las instalaciones son de principio de siglo y algunas cosas como la grifería y los baños no parecen que se hayan cambiado, puede ser un poco agobiante algunas veces, pero en general está bien y merece la pena ir.
Un montón de gente a remojo
  • Sinagoga
    • Es la segunda más grande del mundo tras la de Nueva York y la verdad es que la visita guiada en castellano fue amena ya que te explican costumbres judias en las que particularmente yo era neofito.
    • La entrada cuesta 2650 florines, pregunta el horario de la visita guiada ya que está incluida.
Fachada de la sinagoga
  • Bastión de los pescadores
    • Es la parte más visitada de Buda, para subir (está en lo alto de una colina) tenéis varias escalinatas o si sois unos comodones por 1000 florines podéis usar el funicular de 1870 que te subirá en un pis pas a la zona del castillo. Al anochecer podeis ver como se iluminan los edificios de Pest, en particular el parlamento y el puente de las cadenas.
  • Parlamento
    • Este espectacular edificio se encuentra a la orilla del Danubio en la parte de Pest. Por 1750 florines podréis comprar una entrada en la web oficial, que incluye un guia en castellano, que por lo menos la que nos tocó a nosotros fue muy amable y simpática.
    • En todo momento sereis escoltados por militares húngaros y podreis ver la corona con su característica cruz torcida. Merece la pena, ya que os pondrán al corriente de la turbulenta historia de este pais a lo largo de los siglos.
Vista desde Buda
Interior del parlamento
  • Mercado Central
    • Este mercado de finales del siglo XIX es enorme y cuenta con dos plantas, en la inferior encontrareis todo tipo de productos locales con la omnipresente paprika (pimentón) junto a carnes y hortalizas (parece ser que el pescado no se estila mucho en este ciudad). En la zona alta hay puestos de ropa y recuerdos y otros donde poder degustar comida húngara a precios realmente asequibles.
  • Puente de las cadenas
    • La primera impresión que me dio la primera vez que lo vi, fue que se parecía mucho al de Brooklyn, pero lo cierto es que este me parece más bonito, además es anterior al americano, data de 1849.
    • Lo anterior no del todo exacto, ya que cuando los nazis se retiraron en la II Guerra Mundial, volaron todos los puentes de Budapest, por lo que este es una reconstrucción del original.
Vista desde Pest
  • Opera
    • El edificio por fuera se parece bastante al de Viena. Por lo visto puede llegar a ser bastante barato ir a la Opera, pero en julio y agosto no hay representaciones ni en Budapest ni en Viena :(
  • Café de Nueva York
    • Dicen que es el café más bonito del mundo, desgraciadamente no nos dio tiempo de verlo... lo dejamos para otra vez.
Salchichas húngaras
Para llegar al aeropuerto nosotros optamos por la combinación metro+bus, cogimos la linea M3 hasta Kőbánya-Kispest y una vez allí el bus 200E (está muy bien indicado), tardamos casi 1 hora y gastamos dos billetes del taco (uno para el metro y otro para el bus).