lunes, 29 de abril de 2013

Museo Cerralbo

Calle de Ventura Rodríguez, 15-17, Madrid.

Este museo era un completo desconocido para mi, de hecho, lo es también para muchos madrileños, y sin embargo fue toda una sorpresa por lo bien conservado que está.

Se trata de la casa del siglo XIX del Marqués de Cerralbo, de estilo un poco sobrecargado, pero que se mantiene tal y como cuando vivía gente en ella. Personalmente me gustó mucho, e incluso creo que me gustó más que el palacio real, que aunque es descomunalmente grande, las salas a las que tienes acceso no están con tantos detalles como esta.

El horario es de martes a sábado 09:30 - 15:00, los domingos y festivos 10:00 - 15:00. El precio es de 3€ y los domingos es gratuito. Tiene aforo limitado, por lo que es posible que cuando lleguéis haya cola, pero no se tarda mucho en entrar, ya que en una hora lo ves todo.

sábado, 27 de abril de 2013

Canal de María Cristina

Después de uno de los años hidrológicos más lluviosos en décadas, el nivel freático de Albacete parece que ha subido y los Canales de María Cristina vuelven a llevar agua, hasta tal punto que en varias ocasiones se han desbordado y han tenido que reforzar los laterales para que no inundaran parcelas por la zona del Palo.

Así lucía el otro día el canal que proviene de Acequión, en un paseo en bici que dimos por los caminos naturales que bordean estos canales y que es una gozada poder verlos con agua, antes de que en unas semanas vuelvan a su estado de sequía permanente.

Nota a navegantes, si vais con la bici, cogiendo el camino en la parte del fondo del Parque de la Fiesta del árbol, cuando lleguéis al segundo puente que cruza el canal (hay una pequeña fuente de agua), no lo crucéis, ya que más adelante el paso subterráneo de la autovía está inundado y no es practicable, os dejo un mapa para saber como rodearlo.

Una foto y un vídeo para que veáis la cantidad de agua que lleva.




Ver Camino alternativo Canal de María Cristina en un mapa más grande

Máquinas automáticas

Después de un pequeño parón provocado por problemillas con la conexión a internet, vuelo a publicar cosas que tenía en el tintero desde hace tiempo.

Para empezar estas curiosas máquinas de autovending en la estación de Atocha en Madrid, porque si máquinas de condones hay por todas partes, por qué no una de compresas? Seguro que a más de una le hubieran salvado de una situación incomoda.

Respecto a la de flores, bueno, de todo tiene que haber jajaja.