jueves, 11 de junio de 2015

Chorreras

Si en la última entrada os enseñé una ruta por el río Júcar, hoy os traigo otro sitio pero en el río Cabriel, el sitio es espectacular, no tenéis excusa para no ir a conocerlo.

A lo largo de unos 500 metros de río, se suceden las pozas, los saltos de agua y zonas de aguas rápidas, todo ello sobre un lecho de piedra solida que lo hace ideal para bañarse, eso si, os recomiendo que os llevéis unos escarpines para los pies para que podéis disfrutar de toda la zona, que es bastante amplia.

Solo tengo fotos de una de las zonas, pero de verdad que el sitio merece mucho la pena ya sea para un chapuzón, para hacer alguna ruta en invierno o para buscar alguno de los varios caches que hay cercanos.

Para llegar, una vez que llegues a Enguidanos, dirígete a este punto 39.704617, -1.623922 donde deberéis dejar el coche, ya que han vallado todo el recinto y no te puedes acercar más. Tendréis que ir andando hasta este punto 39.702850,-1.618433 (cercano a la iglesia) y luego por un sendero bajar hasta el río hasta este punto 39.705034, -1.618066

Desde ese lugar podéis avanzar aguas arriba descubriendo los saltos y pozas que hay, si vais en invierno tened en cuenta que quizás tengáis que meter el pie en el agua para poder cruzar de un lado a otro dependiendo la cantidad de agua que lleve el río.

Si seguís avanzando, atravesareis una zona espesa de juntos que no dejan ver nada, pero de pronto sales a otra laguna con una pequeña playa y la pared de piedra de fondo que es espectacular.

Por cierto, si os sobran 1,25 millones de euros, el pueblo está en venta, podéis verlo en esta web.

Uno de los saltos
Detrás de una catarata

lunes, 8 de junio de 2015

Central Hidroeléctrica del Molinar

Que sitios tan bonitos tenemos cerca, y a la vez tan desconocidos.

En esta ocasión os traigo una ruta por el río Júcar en la frontera de las provincias de Albacete y Valencia, de una longitud de unos 10 km en total (ida y vuelta por el mismo sendero) y que en unas 3 horas podréis hacerla sin problemas.

El motivo de hacer esta ruta, como muchas otras que he descubierto, ha sido  gracias al juego Geocaching, donde puedes encontrar sitios que de otra forma no me hubiera planteado ir. El cache en concreto que fuimos a buscar fue "Y se hizo la luz...", tenéis todos los datos de la ruta en esta dirección.

Básicamente hay que llegar hasta Casas de Juan Gil a través de la carretera de Ayora (la del circuito de velocidad), una vez allí deberéis coger una pista forestal en buen estado hasta llegar al punto 39°12'19.8"N 1°14'19.8"W donde puedes  dejar el coche y empezar la marcha a pie (no se puede hacer en bici) aguas abajo dejando siempre el río a tu izquierda.

En general la senda es muy sencilla, solo hay un punto en el que se estrecha entre los dos grandes túnles que se atraviesan. El puente colgante que se ve en la foto, no hay que cruzarlo, ¡a ver quien se atreve! que esta hecho polvo.

Al final llegareis a una centra eléctrica de 1910 abandonada, donde si os animáis podréis buscar el tesoro.

Empieza la ruta en los restos del poblado.

¿Para qué sería el puente?

El primero de los túneles

La central

A parte de la senda, hay un túnel subterráneo de 4km que llega a la central, pero da un poco cosa entrar, si alguno se anima ¡que lo cuente!