sábado, 22 de octubre de 2016

Fotodenuncia

Siempre que paso por aquí la basura desborda por todos lados, ¿Cuándo van a darle solución a esto?

Callejón de San José

domingo, 16 de octubre de 2016

De viajes, Edimburgo y las Highlands

En este viaje de 4 días os cuento mi experiencia en Escocia, que como sabéis es parte de la Isla de Gran Bretaña, que no de Inglaterra.

Como ya os comenté en la entrada de Londres, para acceder al Reino Unido es suficiente con el DNI, por lo menos de momento y hasta que se vea que pasa con el Brexit. Salimos desde el aeropuerto de Alicante con Vueling y volvemos con Ryanair, por unos 150€ ida y vuelta. En Alicante usamos el Parking Umbrella, donde te cobran 4€ por día y te acercan y recogen de la terminal en un trayecto de apenas 5 minutos en furgoneta.

Princess Street Gardens

Al llegar a Edimburgo, alquilamos un coche con rentalcars.com que es un buscador de compañías de alquiler, elegimos un corsa con el cambio manual por unos 150€ por 4 días. En ese precio está incluido una póliza de seguro (lunas, carrocería, llantas y neumáticos) de unos 80€ y que reducía la franquicia del coche en 900£. Lo de rentalcars es un poco lioso y la verdad no se si me convence para volver a hacerlo, ya que esto significa que si tienes un percance, tienes que pagar el gasto hasta 1200£ que era la franquicia que Europcar nos dijo que tenía el coche y luego apañartelas con rentalcars para que te devuelvan lo que exceda de 300£. A su vez, Europcar nos ofreció allí otro seguro adicional para bajar la franquicia hasta 250£ ó 0£.

La oveja Dolly en el Museo de Edimburgo

Si optas por el coche, mi recomendación es que pagues por la opción del seguro adicional pero con la empresa final, ya que la diferencia es mínima y tener un extra de protección conduciendo por la izquierda y por carreteras estrechas es aconsejable. Respecto al cambio automático o manual, nosotros con el manual no tuvimos ningún problema, fue más estresante la entrada a las rotondas, que aunque están muy bien señalizadas, desde el inicio tienes que elegir bien el carril para tu destino, ya que normalmente el carril más exterior desaparece en la siguiente salida.

Por transporte público para abandonar el aeropuerto, puedes escoger entre el bus (Airlink 100, 4,5£ ida y 7,5£ i/v) y el tranvía (5,5£ ida y 8,50£ i/v), que te llevarán al centro de la ciudad en unos 30 minutos.


EDIMBURGO

La ciudad se divide en la Old Town y la New Town, separados por un valle en el que se encuentra el Princess Street Garden y la estación de trén. Para subir a la zona antigua, cruza el parque por The Mound junto a la Scottish Nacional Gallery (de acceso gratuito). Justo al pasar el puente a la derecha está el Assembly Hall, pasa a su patio y empieza a fascinarte con la arquitectura de esta ciudad. Si sigues subiendo, llegarás la High Street, también conocida como la Royal Mile. En esta concurrida calle hay una gran cantidad de pubs, tiendas, atracciones y “closes”, que son unos callejones que en su primera parte están bajo los edificios.

Haggis por 9£ en la Royal Mile Tavern
Como siempre os recomiendo, comprar una tarjeta prepago de móvil para tener datos, os ahorrará dar vueltas y podreis consultar el mapa y los horarios de los transportes. Dos buenas opciones son Lebara y EE ambas con 500MB, la primera por 5£ y la segunda por 10£.

Queen Mary's Bath House

Os pongo algunos de los sitios en los que estuvimos y que no debéis perderos. Varios de ellos los vimos haciendo un tour "gratuito" en español con la compañía Sandemans, que sale todos los días a las 11:00 desde el Starbucks que está junto al Royal Mile Market, no es necesario reservar. Se paga la voluntad (entre 5£ y 10£ por persona), pero merece mucho la pena ya que es ameno y te pone al día de la historia de la ciudad.

Castillo de Edimburgo
  • Castillo de Edimburgo, cuesta 16,5£. A las 13:00 hay una pequeña ceremonia con un cañonazo.
  • Tour "gratuito"
    • Mercat Cross, lugar desde donde aun se siguen haciendo los comunicados oficiales como los de cambio de rey.
    • St Giles’ Cathedral, aquí comenzó una revolución con un taburete.
    • El perro Bobby, la atracción turística más fotografiada de Escocia, importante, ¡no le toquéis la nariz!
    • Greyfriars Tolbooth, uno de los tantos cementerios dentro de la ciudad y que como curiosidad siempre están abiertos.
    • Victoria Street, pintoresca calle con comercios.
    • GrassMarket, lugar donde se ejecutaba a los condenados.
    • Writers’ Museum (Lady Stair’s Close), el sitio es bonito y el museo gratuito.
  • Museo de Escocia, lo de “No tocar” aquí no existe, muy recomendable, y otra vez, gratuito.
  • Palacio de Holyroodhouse, como casi todo, cierra a las 17:00 y no llegamos a tiempo :(
  • Arthur’s Seat, nos quedamos a mitad de camino, ya que es una larga ascensión por caminos pedregosos, aunque si te hace buen tiempo, tienes las mejores vistas de Edimburgo.
  • Royal Mile Market, para tomar un café en esta iglesia reconvertida.
  • Royal Mile Tavern, pub donde comer un buen plato de haggis.
  • Calton Hill, colina donde se encuentran “las vergüenzas de Edimburgo”, tiene buenas vistas.
  • The Standing Order, un antiguo banco reconvertido en pub, curioso.
  • Dean Village, un paraje bonito, como el anterior está en la new town.
  • Real Mary King's Close, un tour un poco enlatado para turistas, 14,50£
Calton Hill


THE HIGHLANDS

Si teneis posibilidad, os recomiendo que os escapeis un par de días hacia el norte, para disfrutar de los paisajes de Escocia, salpicado por docenas de lagos, uno de ellos de los más famosos en el mundo, el Lago Ness (Loch Ness).

Lago Ness desde Fort Augustus

No es necesario que vayáis como nosotros en coche, hay montones de agencias que organizan tours en pequeños grupos, pero con el coche sabes que tienes la libertad de parar donde quieras a admirar todo el tiempo que desees estos parajes singulares.

Nuestra ruta partió de Edimburgo y fuimos primero a Stirling para ver el Wallace Monument, luego seguimos por la carretera A84 atravesando el Loch Lomond & The Trossachs National Park, haciendo una parada para comer unos bocadillo junto al lago Lubnaig, justo aquí, ya que hay mesas de picnic y aseos. Tras reponer fuerzas seguimos hasta Falls Of Dochart, un pueblo en el que el río Dochart hace unos rápidos y es bastante bonito.

Lago Lubnaig

Uno de los puntos álgidos del viaje fue atravesar el valle de Glen Coe por la carretera A82, es un paisaje asombroso, hay que verlo.

Valle de Glen Coe

Posteriormente atravesamos Fort William (en el que no hay nada que ver) y nos dirigimos a Commando Memorial, un monumento que no es que sea gran cosa pero tiene unas buenas vistas al Ben Nevis, que es la montaña más alta de Reino Unido.

La siguiente parada fue Fort Augustus, un pequeño pueblecito donde, tras las esclusas del canal de Caledonia, comienza el Lago Ness. No dejéis de visitar este rinconcito, antes de la puesta de sol tendréis unas fotos bien chulas.

Canal de Caledonia, Fort Augustus

Para seguir subiendo por el lago, podeis coger la A82 que va bordeando por el margen izquierdo del lago y podereis llegar al Urquhart Castle, según dicen uno de los castillos (o lo que queda de él) más bonitos de Escocia. La otra opción es coger la B582 por el lado derecho y sentir lo que es de verdad una carretera estrecha y tener que dejar pasar a las ovejas que se te crucen. Nosotros escogimos esta última porque teníamos alojamiento en Foyers House, un hotel con vistas al lago desde donde tras una pequeña ruta por senderos entre el bosque, llegas a la cascada de Falls of Foyers.

Falls of Foyers

Al día siguiente, y tras disfrutar de un desayuno escocés a base de arenques y salmón ahumado, pusimos rumbo a Inverness. Había oído tantas veces el nombre de esta ciudad en la serie Outlander, que no se porque me pensaba que iba a ser más espectacular, pero la verdad es que aunque tiene sitios bonitos, tampoco es que sea nada del otro mundo.

Cerca de Inverness, teníamos anotado Fort GeorgeCawdor CastleCulloden Battlefield y Cairn de Clava. Como no disponíamos de  mucho tiempo, nos decantamos solo por el último sitio, que son unas cámaras funerarias de la edad de bronce recubiertas de piedra. No es tan conocido ni espectacular como Stonehenge, pero tiene su aquel. Por cierto, ya que comenté antes la serie Outlander, el paraje Craigh na Dun donde la protagonista viaja en el tiempo, aunque no existe en realidad,  está basado en este lugar.

Inverness

Ponemos rumbo al sur por la autovía A9, aunque el concepto escocés de autovía dista un poco del nuestro. Olvídate de estaciones de servicio, arcenes, o que siempre tengas dos carriles por sentido...

Hacemos parada para ver los jardines del Castillo de Blair (6£), el pueblo de Dunkeld y la ciudad de Dunfermline. Para Perth nos quedamos sin tiempo y aun así llegamos a Edimburgo de noche sobre las 22:00.

Castillo de Blair

En total unas 350 millas en coche (unos 560 km), os recomiendo hacer al menos una noche a mitad de camino, ya que aunque sobre el papel es una distancia asumible para una jornada, la calidad de las carreteras y la cantidad de sitios a disfrutar, bien merece la pena tomárselo con un poco calma.

Os dejo un mapa con la ruta y los puntos de interés:



Como siempre, nos habrán faltado mil sitios que ver, pero en 4 días, no pudimos hacer mucho más... hay que dejarse siempre cosas para volver otra vez :]