martes, 15 de noviembre de 2016

Chatarra

Tenía guardadas desde hace un tiempo unas baterías de plomo y el otro día les llegaron el día de comenzar un nuevo ciclo, por lo que fui a una chatarrería de Campollano a venderlas, en concreto a Recuperaciones de Carpe.

El precio del kilo de las baterías de plomo está a 0,50€ y con lo que pesan, pues se puede sacar un dinerillo. Una batería de coche pesa unos 12 kg por lo que te dan 6€ y una batería de moto unos 2,5 kg, por lo que son 1,25€.

Compran todo tipo de materiales, por ejemplo la chatarra de hierro a 0,09€, el aluminio como el de las latas de refresco a 0,30€ y cualquier material informático a 0,04€.

Por cierto, para esto último, hay una empresa en Toledo que te da un contenedor y lo recoge a domicilio cuando está lleno, suele pagar cerca de 1€ el kilo pero solo para componentes muy determinados tales como placas o discos duros.

Mi pequeño gran botín


domingo, 13 de noviembre de 2016

Tradiciones populares

Hace unas semanas una amiga de la Asociación del Barrio de Medicina me habló sobre la Feria de Tradiciones Populares de Yeste, de la cual no había oído hablar nunca, y me entró curiosidad, así que hice un par de búsquedas y resulta que ya van por la decimoctava edición... Por lo que me faltó tiempo para planificar un viaje a Yeste que no había estado nunca y tenía ganas. 

Castillo de Yeste

Encontrar alojamiento en Yeste resultó imposible, no os podéis imaginar la cantidad de gente que había, por lo que hicimos noche en Letur que es también muy bonito y aprovechamos para hacer un par de rutas.

Me gustó la feria, ya que aunque tenía algunos puestos de los ya más que vistos mercadillos medievales de todos sitios, aquí había muchos de gente del pueblo, con oficios y tradiciones de toda la vida. Podías ver como trabajaban el esparto, los telares, bolillos, embuchando morcillas, amasando pan, torrando garbanzos (¡con yeso!).

Elaboración de embutidos

Y todo esto rodeado de un buen ambiente con la gente del pueblo vestida de época, los balcones con las mejores galas y los bares del pueblo ofreciendo tapas típicas de la sierra.

Si no habéis estado por la zona, es una perfecta excusa para que os acerqueis el último fin de semana de octubre por este pueblo de la sierra albaceteña.

Así lucia el sábado 29 de octubre por la mañana Yeste

Y al hilo de esta feria, os dejo un apunte para otras que que también merecen la pena dejarse caer.