martes, 29 de diciembre de 2015

De senderismo por Ayna

Hacía muchos años que no iba a Ayna y la verdad es que me he quedado con ganas de repetir, es un paraje bonito y hay cantidad de restaurantes en los que seguro se come bien.

Vista de Ayna

Os pongo el recorrido andando que hice hace unos días con unos amigos hasta el mirador del infierno y que en total fueron unos 13 km. que nos llevaron como 5 horas terminarlo. Yo califico esta ruta como de dificultad 4/10 ya que la primera parte es en constante ascensión y se hacen imprescindibles paradas en el camino para coger aire. También hay zonas en las no está claro por donde sigue la senda y hay tener cuidado para no tener que deshacer los pasos.

Desde el mirador del infierno
Seguimos una ruta que vi en Wikiloc, en concreto esta, os pongo algunas notas aclaratorias ya que algunas veces no estaba del todo claro por donde seguir.


  • Haced la ruta en el sentido de las agujas del reloj, ya que así la parte dura será al principio.
  • En cuanto cojáis la pista forestal, ya todo es cuesta abajo y luego llano, así que hasta ese punto, recordad que es todo cuesta arriba.
  • Una vez en el mirador del infierno, para volver a Ayna, la senda sale como a 50 metros a la izquierda por el camino que hemos llegado, tendréis que cruzar la bionda metálica. Es importante que a partir de este momento sigáis las indicaciones pintadas en las piedras con dos rayas paralelas blancas y rojas.
Cabra montesa
Nos encontramos con un grupo de cabras montesas a apenas unos metros. De hecho estaban tan cerca, que uno de los machos jóvenes se puso un poco a la defensiva a hacernos ruidos.

Ribera del río Mundo
En definitiva fue una ruta de tranquilidad absoluta en la naturaleza, disfrutando de bonitos paisajes.

P.D: os pongo los ficheros KML y KMZ para descargar, así como el enlace a la ruta en Google Maps.

viernes, 25 de diciembre de 2015

sábado, 12 de diciembre de 2015

Alguien se ha despistado

¿Soy el único que se ha dado cuenta de que algo no está bien?

¿Lo veis?


domingo, 6 de diciembre de 2015

Desatascar un desagüe

Que un desagüe del aseo o de la cocina deje de tragar es bastante frecuente y es algo molesto y, que si no se soluciona, terminará por causarnos problemas.

En el caso del fregadero de la cocina, el causante del atasco suele ser los restos de comida que quedan en el fondo del sifón y reducen el caudal de agua que puede evacuar, para repararlo suele bastar con desenroscar el tapón que tiene el sifón en la parte más baja, de este modo podremos quitar todos los restos. Poned siempre un barreño debajo, porque en el sifón siempre hay agua, y prepararos para ver y oler cosas no muy agradables.

Tapón para limpiar el sifón

Si el problema lo tenemos en el lavabo o en la ducha, el causante en el 95% de las ocasiones serán los pelos, aprovechan cualquier recodo o pequeño saliente de las tuberías para ir depositándose, y poco a poco se convierten en una pelota que va atrapando cualquier cosa que pase, por lo que puede llegar a hacer que nuestras tuberías huelan de forma desagradable.

En el mercado hay multitud de productos químicos que te prometen maravillas, pero no os engañéis ni desperdicies el dinero, pueden limpiar las tuberías y hacer que dejen de oler, pero la pelota de pelos y todo lo que ha atrapado no lo disolverán.

Existe una herramienta usada por los fontaneros llamada muelle desatascador y que por ejemplo en el Leroy Merlin a mi me costó apenas 4€, aunque en cualquier ferretería también la podréis encontrar. Consiste en una sonda de acero enroscado que en un extremo tiene una especie de muelle y en el otro una manivela. Lo introduces por el desagüe y mientras vas empujándolo le vas dando vueltas a la manivela.

Desatascador de muelle por 3,75€ en el Leroy

Con esto consigues que cualquier cosa que se vaya encontrando por el camino lo vaya atrapando en el muelle, sobretodo el pelo, y que cuando lo saques arrastre el tapón que produce el atasco.

Los sumideros del lavabo y la ducha van a un vaso sifónico que suele estar en mitad del aseo bajo una tapa. Quitad el tornillo que lo sujeta y abrid el grifo del elemento atascado, así podréis identificar cual de los agujeros es el que os interesa para meter el muelle.

Tapa del vaso sifónico

Si por la parte del sifón no lo conseguís, os tocará desmontar el desagüe, quitando el tornillo que sujeta la pieza que va debajo. Si hacéis esto en una bañera, tened mucho cuidado, porque al quitar el tornillo se os puede caer la pieza con la tubería o la junta de goma y recuperarla te llevará su tiempo.

La pieza que tengo en la mano une el lavabo con la tubería

Una vez quitado el atasco (os evito enseñaros fotos de lo que salió), toca volver a montarlo todo. Si la junta de goma que une la pieza de plástico con el lavabo esta vieja y se ha deformado, quizás os toque poner una nueva ya que es probable que al ponerla no ajuste bien y pierda algo de agua.

Para evitar atascos, os recomiendo usar una rejilla para atrapar los pelos